Aceite esencial de Árbol de Té

ACEITE ESENCIAL DE ÁRBOL DE TÉ

  • Se extrae destilando las hojas y ramas del árbol. Tiene un aroma muy penetrante, que no resulta particularmente muy atractivo.
  • Astringente y antibacteriano, elimina los brotes de acné, reduce la producción de grasa y controla la caspa.
  • Es antiséptico, por lo que se utiliza para acabar con los hongos de la piel y las uñas, picaduras de insectos, vejigas, cortes, heridas o dolores. Muy útil para eliminar piojos.
  • Su actividad cicatrizante activa la producción de colágeno a renovar la piel.
  • No es aconsejable para niños.