Manteca de Karité

MANTECA DE KARITÉ

  • Procede de la sabana africana. Tiene alto poder hidratante y aporta nutrición, lo que hace que ganemos elasticidad y flexibilidad en la piel.
  • Perfecta para usar en pieles secas y estropeadas, pues actúa como protección ante las agresiones externas como el frío, el sol, el agua salada o el viento.
  • También es aconsejable para pieles grasas, ya que no produce granitos, y en pieles sensibles, pues tiene acción calmante, protectora y anti-irritación.
  • Podemos usarla en muchas ocasiones, como puede ser para después de la depilación o el afeitado, para curar o evitar irritaciones en las nalgas de bebés, para proteger los labios, para prevenir estrías, para los talones agrietados y resecos o para regenerar el cabello quebradizo y seco.
  • En el cabello se consigue un pelo sedoso y brillante. Y el la piel actúa como regenerador celular.